Nuevas terapias energéticas

julio 12, 2017

Por qué las nuevas terapias energéticas están trayendo resultados rápidos, profundos y efectivos?

Por qué parten del principio que somos Energía, que tenemos un cuerpo energético y que todas nuestras dinámicas pasan por ahí. Y que en realidsd todo comienza en el plano energético. O no hablamos hoy en día de “malas energías”, “buena onda”, “buena vibra”, “color del aura” y demás expresiones? Es porque realmente existe y pueden leerse las energías.

Cuando leemos nuestra energía comenzamos a comprender que nos movemos en un campo inconsciente donde no tenemos idea de que las decisiones que tomamos están basadas en creencias y programas culturales, históricos, familiares y hasta colectivos, llevandonos directo al sufrimiento como un tren descontrolado. Y si además solamente nos dejamos llevar por la mente condicionada y no estamos acostumbrados a confiar en nuestra intuición (nuestro espíritu), la situación empeora ya que reafirmamos esas decisiones que son muy lejanas a lo que realmente somos y queremos de verdad vivir en la vida.

Al entrar en contacto con terapias energéticas (como la lectura de aura, el theta healing, la terapia de la verdad del corazón, la lectura de la vida, la terapia de respuesta espiritual, las constelaciones familiares, y muchas muchas otras) estás abriendo la puerta para un nuevo mundo donde te permitís traer el plano espiritual a la materia, leer y comprender tus dinámicas energeticas desde un plano muy profundo, que te permiten abrir tu consciencia y ver que somos nosotros los que nos colocamos siempre en el camino del sufrimiento, somos responsables de cada dinámica de la vida, pero también podemos cambiar de una forma rápida si tenemos el coraje y la humilidad de verlas y aceptarlas, y la voluntad de realmente dejar las mentiras y encarar un camino de vivir nuestra verdad. Y ahí nuestra vida empieza a cambiar, nos alineamos con nuestra intuición, con nuestro Espiritu y todo fluye.

Claro que habrá desafios y nuestra experiencia humana es de aprendizajes; pero será diferente ya que estaremos alineados con nuestro propósito y verdad interior. Eso trae paz interior, armonía y plenitud, y finalmente estamos listos para abrir el corazón a nuestro Ser. Es un camino largo, desafiador e inmensamente gratificante. Y lo digo en primera persona.